lunes, 4 de agosto de 2008

ECOSISTEMAS EN EL ECUADOR

TITULO:

ECOSISTEMAS EN EL ECUADOR

AUTOR:

Israel A. Cueva H.

RESUMEN:

Un ecosistema es la comunidad de los seres vivos, cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente. En este informe, analizaremos los diferentes ecosistemas en el ecuador.

Acerca de la especie de consulta del grupo:

El león, en nuestro país, se adaptaría al ecosistema de bosque húmedo tropical, ya que en este ecosistema habitan animales similares al león como tigrillos, pumas y jaguares; y además de esto hay otros mamíferos de los cuales el león podría alimentarse como son los chanchos salvajes o pecarís, dantas e inclusive de otros depredadores.


Introducción:

Los ecosistemas son el tercer nivel en el que se mide la biodiversidad. Un ecosistema es un conjunto de seres vivos (plantas y animales) y de condiciones físicas (temperatura, vientos, suelos, etc.) que interactúan en un medio determinado. Podemos decir que todo el planeta tierra es un gran ecosistema, pero para efectos prácticos, los científicos lo han dividido en varios ecosistemas, en el caso del Ecuador, siempre se ha hecho una división por región geográficas: Oriente, Sierra, Costa y las Galápagos, podríamos decir que son los ecosistemas básicos d nuestro país. Esta clasificación resulta insuficiente para describir el mosaico geográfico que en realidad existe en el Ecuador.

CONTENIDO:


GALÁPAGOS

Este archipiélago está ubicado a 1000 km aproximadamente de la costa ecuatoriana. La lejanía con el continente, la acción de un sistema de corrientes marinas y su origen volcánico han creado condiciones para una diversidad de plantas y animales únicos en el mundo.

El clima de galápagos es mucho más seco y templado de lo que uno pensaría de islas situadas en pleno océano pacifico y en la zona ecuatorial; la responsable de esto es la corriente de Humboldt, que enfría las aguas del archipiélago. Así mismo cada año llegan a desde e l norte aguas calidad de la corriente del niño y provoca un aumento en la temperatura y la nubosidad de las islas.

La cantidad de especies de plantas y animales endémicas, es decir que no se pueden encontrar naturalmente en ningún parte del planeta, es inmensa. Estas especies son parientes de plantas y animales del continente pero a lo largo de mucho tiempo se han diferenciado hasta convertirse en una especie nueva.

Así, las famosas tortugas gigantes o galápagos, de las cuales se distinguen 15 razas (aunque algunas ya se extinguieron por la mano humana), iguana terrestre y marina, lagartijas, culebras.

Las aves son las más llamativas y vistosas. De esto un claro ejemplo son los piqueros patas azules, patas rojas y piqueros enmascarados, las fragatas, los pinzones, el pelicano, el flamenco. Entre los mamíferos están 2 especies de lobos marinos, murciélagos y ratones.

La vida animal en el mar del archipiélago es también abundante con delfines, ballenas, tiburones, cachalotes y otras especies más pequeñas pero no menos importantes como son los pepinos de mar, los corales y una enorme variedad de especies. Se han introducido algunas especies como perros, gatos, ratas, burros, chivos, chanchos, hormigas; el mismo ser humano que con sus actividades agrícolas y de turismo, se han convertido en agentes que atentan contra este frágil ecosistema.

ECOSISTEMAS MARINOS Y COSTEROS

Este tipo de ecosistema está comprendido por los arrecifes de coral, la costa y fondos marinos.

El arrecife de coral, es una cresta o parte elevada de una zona relativamente poco profunda del suelo marino, próxima a la superficie del mar. Está formada por una acumulación de aspecto y consistencia similar a la roca, de exoesqueletos calcáreos (que contienen calcio) de animales de coral, algas calcáreas rojas y moluscos. Construida capa a capa por los corales vivos que crecen sobre los esqueletos de las generaciones pasadas, los arrecifes de coral crecen hacia arriba a un ritmo de entre 1 y 100 cm al año.

HUMEDALES

Los humedales son extensiones de marismas, pantanos, turberas o aguas de régimen naturales o artificiales, permanentes o temporales, estancados o corrientes, dulces, salobres o salados, incluyendo las extensiones de aguas marinas cuya profundidad, en marea baja no exceda de seis metros.

El Ecuador, pese a su reducida superficie, presenta una diversidad de hábitats muy alta, en la cual se incluye a los humedales.

Los humedales en el Ecuador cubren aproximadamente 0.34 % de la superficie de las provincias de Esmeraldas y Manabí y el 0.52 % de las provincias de Guayas y el Oro.

Importancia de los humedales: Los humedales tienen importancia ecológica y socioeconómica. En efecto, sus suelos anegadizos son potencialmente muy productivos debido a la gran cantidad de nutrientes traídos por el agua que les llega durante las etapas de inundación.

Por otra parte, tanto la vegetación herbácea del borde de los humedales adaptada para vivir parcialmente cubierta de agua, como la vegetación flotante, frenan la fuerza destructiva del agua en épocas de inundaciones y crean pequeños patrones de circulación que reducen los sólidos en suspensión.

Finalmente, la gran capacidad que tienen los humedales para retener agua los convierte en reguladores del régimen hídrico. Esto es especialmente cierto para los humedales alto – andinos.

Mientras más se conocen los humedales, más clara es su importancia para las economías locales y nacionales. Así, su capacidad de secuestrar carbono, de servir como sitio de reposo para especies migratorias y de conservación y generación de la biodiversidad, representan beneficios económicos globales aún cuando no tengan un valor inmediato o directo.

BOSQUES SECOS DE LA COSTA

La corriente de Humboldt es la responsable de que en las costa de Chile, Perú y Ecuador haya zonas desérticas y semidesérticas. En el Ecuador, cuando la corriente llega hasta Cabo Pasado (provincia de Manabí) y se dirige luego a las Galápagos, permite la aparición de bosques semisecos en Manabí y el norte de la provincia del Guayas.

La vegetación está dominada por árboles adaptados a una carencia de agua casi permanente como el porotillo y el ceibo. Ambos pierden sus hojas para conservar más agua y vuelven a enverdecer en los meses de lluvia. Los ceibos tienen además la cualidad de tener un tronco verde por el cual pueden seguir haciendo fotosíntesis, aun cuando ya no tengan hojas.

Son típicos de este bosque los cactos y otros arbustos como los zapote de perro y los muyuyos. Algunas especies como el monte salado, han logrado adaptarse a las condiciones salinas del suelo de las playas.

En las partes altas de las montañas costeras se produce un poco más de lluvia que en la zona cercana al mar y esto permite una mayor humedad, dando lugar a un bosque semiseco. En estos sitios los árboles representativos son los guayacanes y los fernán sánchez. Hasta hace poco se podían encontrar guayacanes de tronco muy grueso, pero la tala excesiva de esta preciada madera ha acabado con su población. En algunas partes se cultiva la palma que produce una semilla dura conocida como tagua o marfil vegetal con las que se hacen botones, adornos y juguetes.

En estos sitios se los conoce como taguales. El boque natural está relegado a las partes altas de las colinas en pequeños fragmentos. Los animales del bosque seco son gavilanes de dorso gris, armadillo, guatusas y varios ratones de campo.

También está la zarigüeya como uno de los pocos representantes de marsupiales que existen en nuestra fauna. Los marsupiales son mamíferos que crían a sus hijos en una bola o marsupio. Hay varias serpientes, iguanas, lagartijas y culebras.

La presión sobre este bosque ha sido mayormente debida a la extracción de madera fina y carbón de leña, pero también una buena porción ha sido talada para obtener fincas ganaderas y algodoneras como especialmente en las partes húmedas. La población de chivos ha afectado a las plantas herbáceas y aumentado la erosión.

PÁRAMOS

Aquellos que nunca han visitado el Ecuador a menudo se lo imaginan como una tierra selvática que está en medio del mundo y cuyas playas están bañadas por el Océano Pacífico. Es increíble, dicen, que la Cordillera de los Andes represente una gran área del país, con volcanes que suben hasta el cielo, y a sus pies páramos y valles, todo lo cual forma parte de una considerable región ecológica temperada.

Hace cinco millones de años, a inicios del Plioceno, la cadena montañosa de los Andes empezó a formarse. La Cordillera dividió el Ecuador en dos planicies cubiertas de bosques con una franja intermedia angosta bordeada por la "Avenida de los Volcanes". Aquí evolucionó una flora y fauna de indescriptible, riqueza, adaptándose a las bajas temperaturas, los fuertes vientos, la intensa radiación ultravioleta, la lluvia, el granizo, la nieve y las grandes alturas.

La Cordillera de los Andes atraviesa el Ecuador de norte a sur y está dividida en tres sectores: la Cordillera Oriental, la Cordillera Interandina con numerosos valles y hoyas, y la Cordillera Occidental.

En la Sierra la estación lluviosa o invierno dura de octubre a mayo, con una temperatura anual promedio que varía de 12ø a 18ø c. Empero, la variación diaria puede ser extrema, con días muy calientes y noches muy frías. Y sin embargo, algunas personas se refieren al clima de la Sierra como una "eterna primavera".

Las condiciones climáticas existentes en la Sierra así como la reciente actividad volcánica han incentivado un desarrollo peculiar e interesante de las especies vegetales, el mismo que caracteriza los bellos paisajes del área conocida con el nombre de páramo. La décima parte del Ecuador 27.000 Km2 está cubierta de páramos o de vegetación seca. Ubicada entre los 3.500 y 4.500 metros sobre el nivel del mar, la región del páramo es un hábitat ideal para cóndores, caracas, venados, llamas, vicuñas, colibríes y flores multicolores.

Los páramos andinos están caracterizados por la presencia de plantas gramineas, almohadillas y otro tipo de vegetación propia. Los páramos del norte, en especial el páramo de El Angel, son famosos por sus frailejones gigantes (Espeletia). Por otro lado, aquellos ubicados en los contrafuertes de la cordillera son ricos en brezos, líquenes y árboles cubiertos de musgos, sirviendo al mismo tiempo de morada a osos, tapires y pumas.

En general, la flora y la fauna de los páramos se ha adaptado a esta estacionalidad diaria, al frío, a la baja presión atmosférica y a la escasa disponibilidad de agua. Aunque en mucho de los páramos hay abundante agua, ésta no está siempre en condiciones aprovechables por los seres vivos dada su muy baja temperatura (se ha dicho que el páramo es un “desierto fisiológico”). A pesar de que normalmente las alturas de las montañas tienen una diversidad escasa frente a ecosistemas más bajos, el páramo tiene una cantidad sorprendente de especies, muchas de ellas no encontradas fuera de él (endémicas). Son especialmente ricos los grupos de plantas, aves y mamíferos. Un fenómeno interesante y preocupante es la disminución o desaparición de muchas poblaciones y especies de anfibios, aparentemente debida al calentamiento global. Los reptiles están muy poco representados.

Las plantas de los páramos presentan una serie de adaptaciones que les permiten sobrevivir en un ambiente bastante hostil. Muchas tienen pelos que guardan el calor u hojas duras que evitan que se pierda agua por evapotranspiración. En general son especímenes achaparrados para protegerse del frío y el viento, aunque los frailejones (Espeletia spp. y géneros afines) y las achupallas (Puya spp.), a más de algunas especies de árboles, pueden alcanzar varios metros de alto. En algunos casos las adaptaciones pueden ser muy sofisticadas; en otros están prácticamente ausentes y estas especies deben aprovechar los microclimas generados por el resto de la vegetación. Los animales también presentan pelajes densos y colores oscuros para guardar el calor. Las adaptaciones etológicas, como las explicadas, también son comunes.

EL BOSQUE HÚMEDO TROPICAL

Este es el ecosistema más conocido. Cuando decimos bosque tropical o selva lo primero que nos imaginamos es una tierra repleta de enormes árboles en nuestro Oriente o en Esmeraldas. En parte esta imagen es real, el bosque húmedo tropical es el ecosistema más húmedo, más caliente y con mayor número de animales y plantas que cualquiera de los otros.

El bosque húmedo tropical se divide en bosque de tierra firme y bosque inundable (este se cubre de agua en la época lluviosa). En el bosque de tierra firme crecen árboles de hasta 80 metros como algunos ceibos y matapalos.

El bosque se caracteriza por tener varios pisos o doseles. En el último piso, el más alto está los árboles emergentes o de dosel, que miden en promedio unos 35 metros. En el primer piso crecen muy pocos arbustos y hierbas por la falta de luz. En los pisos intermedios, al igual que en el bosque andino, crece una enorme variedad de musgos, orquídeas y matapalos. Estos últimos en el bosque húmedo tropical pueden alcanzar grandes alturas.

`

El bosque inundado recibe el flujo de la crecida de los ríos. Los ríos pueden ser de aguas negras, cuando tienen grandes cantidades de plantas en descomposición y fluyen lentamente, estos son ríos amazónicos. O pueden ser de aguas claras cuando el río es torrentoso y viene de los Andes.

La abundancia de animales en los bosques de tierra firme como en los inundados es enorme. Solo en especies de insectos se cree que hay cerca de 20 millones de especies. Las aves incluyen águilas gigantes como la harpía, que se alimenta de monos que atrapa en pleno vuelo con sus grandes garras. Otras aves como: garzas, tucanes, carpinteros, trepatroncos, pavas hedionda son también habitantes de esta zona.

En el bosque húmedo tropical habitan mamíferos como: monos, tigrillos, pumas, jaguares, dantas, chanchos salvajes o pecarís, capibaras, manatís y nutrias. Las especies de monos incluyen al mono aullador, los capuchinos y los diminutos titíes que alcanzan en una taza de té.

Los reptiles tienen sus mejores representantes entre las anacondas, corales y las peligrosas equis. Existen además cuatro especies de caimanes. Y entre los anfibios están los sapos bufos y las ranas venenosas de colores espectaculares.

El bosque húmedo tropical está habitado por grupos humanos desde hace miles de años. Entre estos grupos están hacia la Costa, los Tsáchilas o Colorados en la Provincia de Pichincha. En Esmeraldas, los Chachis y los Awá. En el Oriente, los Cofanes, Sionas-Secoyas, los Huaoranis, los Quichuas, los Shuaras y los Achuaras. Todos estos grupos tienen una historia común, han sido empujados de sus tierras y han sufrido la presión de la civilización occidental, lo que les ha llevado a una pérdida gradual de sus costumbres y conocimientos ancestrales. Hasta hace poco tiempo las plantas y los animales del bosque les proveían de todo lo necesario para sobrevivir, hoy dependen de los pocos hospitales, escuelas y mercados que se encuentran en la zona.


BIBLIOGRAFIA:

· David L. Pearson and Les Beletsky; 2005; Ecuador and the Galapagos Islands.

· Primack R, Rozzi R, Feinisinger; Fundamentos de Conservación Biológica Perspectivas Latinoamericana; Pág. 195.

· Briones E, Gómez J, Hidalgo A; Inventario de Humedales del Ecuador; Segundo Tomo; 2001; Pág. 1,3.

· Mena P; Introducción al estudio del ambiente; capitulo 3; Pág. 86.

· Smith R, Smith Th; Ecologia; 4 Edicion; Cap. 30, 31, 33, 35,

· Mena Vásconez, P., G. Medina y R. Hofstede. 2001. Los Páramos del Ecuador. Abya Yala/Proyecto Páramo. Quito

· Mena Vásconez, Patricio; Ortiz, Doris. "Páramo y humedales". Quito: Abya-Yala - Grupo de trabajo en páramos del Ecuador. GTP, 2004

Web:

· Revistas científicas.2007. Información general sobre el páramo. Consultado el 17 de Julio. Disponible en http://lunazul.ucaldas.edu.co/index.php?option=com_content&task=view&id=44&Itemid=44

· The Nature Conservancy.2008. Información sobre las Islas Galápagos. Consultado el 17 de Julio. Disponible en: http://www.nature.org/wherewework/southamerica/ecuador_es/work/art17404.html

· Nature y Culture Internacional.2007.Información sobre el bosque seco. Disponible en: http://www.natureandculture.org/espanol/ecuador/ecosystems/dryforest.html